domingo, 1 de julio de 2012

Día 25: Un libro que no leíste entero.

  Aunque esto vaya en contra de mi filosofía de los libros (lo sé, algún día tendré que explicar en que consiste esa filosofía), a veces no los termino de leer. Ya sean porque me aburren demasiado, porque es demasiado pesado, o sencillamente, porque no me gusta.

  Hay un libro que, puedo decir que lo habré empezado a leer unas mil veces, pero nunca consigo terminarlo, ¡y lo peor de todo es que no sé por qué! Siemrpe lo abro, leo unas pocas páginas, y me entra sueño/hambre/ganas de ir al baño/alguien te llama/pon la opción que quieras. ¿Resultado? Te rindes, y dejas el libro en tu estantería a la espera de que me vuelva a llamar la atención otro día, y volver a intentar leerlo, pero... se vuelve a repetir el ciclo.

  Ese libro pertenece a la colección ''Ana''. Y está compuesto por bastantes libros, de los cuales tengo los dos primeros. Estos libros son unos clásicos. Tengo el de ''Ana, la de Tejas Verdes'', que me lo leí entero, y el de ''Ana, la de Avonlea'' están contados en primera persona, están muy bien... pero hay demasiados adjetivos, demasiadas descripciones, demasiadas frases tipo: ''la flor que ilumina mi vida'', ''el manto del olvido'', ''la tristeza me llena el corazón''... A mí este tipo de frases me aburren. Pero bueno, es una de las cosas que me he propuesto hacer este verano, y me sentiría muy orgullosa de mí misma si lo consiguiera hacer.







  ¡¡Nos leemos!!

2 comentarios:

  1. Pues el único libor que empiezo una y otra vez es el de las Mil y una noches....pero en cuanto termine mis estudios...me pongo con el de nuevo...para ver si puedo terminarlo!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Éste también me parece muy interesante, yo lo tengo en casa, en dos tomos enormes...
      Vale, pues si veo la reseña en tu blog te felicito!

      Eliminar

Ya sabéis, ¡Un blog funciona gracias a vuestros comentarios!