miércoles, 16 de enero de 2013

Bebés robados.

  Tenía esta entrada guardada en borradores, con el título puesto (para no olvidarme de la idea) y en blanco. Ahora que revisaba mis borradores, me he encontrado con ésta.

  ¿Os acordáis de cuando pusieron en la televisión la miniserie de ''bebés robados''? A mi me encantó esto, de verdad... Me pareció una forma muy bonita de luchar. No me pareció en absoluto bonito que robaran bebés, ¡no os confundáis!

  Me impresionó que hubiera gente capaz de regalar bebés porque ''estorbaran'', o porque no querían tener más hijos o por lo que sea. Son unos seres vivos, ¡por favor! A mí sinceramente jamás se me ocurriría abandonar o regalar un bebé mío o ajeno de esa forma, y muuuuuchísimo menos sin el consintimiento de la madre, que en todo caso es la que lo parió y lo tuvo nueve meses en el vientre.

  Y me parece más fuerte aún que todavía, en pleno siglo XXI siguieran habiendo este tipo de casos que son intolerables.


   Sé que esto no tiene relación ninguna con los libros, pero es una cosa que me ronda bastante por my mind.

  ¡¡Nos leemos!!

3 comentarios:

  1. La verdad es que una pena...suerte que por lo menos algunos casos van saliendo a la luz...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Wooo, la verdad es que jamás había escuchado hablar de ese programa, en mi país no lo transmitieron... Pero concuerdo contigo en que es muy feo, un acto descabellado andar regalando bebés, no tienen derecho, son seres humanos, merecen vivir en paz, y sobretodo: vivir.
    Un beso! Y está bien que escribas de todo lo que quieras, es tu blog y no sólo debes escribir reseñas y eso. Chau❤.

    ResponderEliminar

Ya sabéis, ¡Un blog funciona gracias a vuestros comentarios!