miércoles, 8 de mayo de 2013

Lo mejor de mí. (272)

   ¡Hola!

  Esta reseña era un eternísimo pendiente para mí. Ya no tan eterno, pero... buf, llevaba ahí meses. Lo leí por diciembre, hace ya 5 meses, y ya empezaba a olvidarme un poco del argumento del libro... Así que antes de que se me olvide todo, o empiece a mezclarlo con historias*, prefiero publicarla ahorita.



Título: Lo mejor de mí.
Autor: Nicholas Sparks.
Páginas: 272.

-Sinopsis-  

Durante la primavera de 1984, cuando todavía iban al instituto, Amanda Collier y Dawson Cole se enamoraron para siempre. Aunque pertenecían a estratos sociales muy diferentes, el amor que sentían el uno por el otro parecía capaz de desafiar cualquier impedimento. Pero el verano después de su graduación una serie de acontecimientos imprevistos separaría a la pareja y los llevaría por caminos radicalmente opuestos.
Ahora, transcurridos veinticinco años, Amanda y Dawson tienen que volver a verse para el funeral de Tuck Hosteler, el mentor que encubrió y protegió su historia de amor adolescente. Ninguno lleva la vida que imaginó... y ninguno de los dos ha podido olvidar el apasionado primer amor que cambió sus vidas para siempre. En el curso de un solo fin de semana, se preguntarán: ¿puede el amor reescribir el pasado?

-Opinión personal

No sé por qué, pero este libro me ha dejado fría. Tuvo momentos de gran tensión, e inculso pensé en más de una ocasión que uno de los protagonistas se iba a morir de verdad, y tenía que dejar de leer, mirar un punto fijo y asimilar lo que había leído. Acabo de leer otras reseñas, y coincido completamente con ellos, el final era bastante predecible. No sé por qué, pero el amor que viven los dos protagonistas, Amanda y Davson me recuerda al amor de Romeo y Julieta. Así de predecible era. Es el primer libro que leo de Nicholas Sparks, pero... ¡no el último! Espero que los demás no me dejen tan fría como éste.
  La estructura de la narración no me desagradó, es en tercera persona pero centrándose en cada capítulo en cada personaje, e intercalando flashbacks.
  En definitiva, no es un libro para encerrarlo y no leerlo jamás, pero... tampoco es un libro que recomendaría a mis amigos.

  ¡Un beso literal!