lunes, 8 de diciembre de 2014

Enantiómetro.

Imágenes especulares.

Miro al espejo y me odio
¿dónde está aquella sonrisa
que me sonreía de vuelta?

Veo unos ojos tristes
como los tigres que tragaban
trigo en un trigal.

Oigo una voz interior
creo que es la tuya
intentando animarme.

Siento la piel de gallina
los pies hielan
y las manos tiemblan.

Me muerdo tan fuerte
que siento el gusto ácido
de la sangre en mis labios.

Me huelo que el hoy
no será tan fácil como el ayer
ni tan difícil como mañana.

El tiempo se distorsiona
no sé quién soy
pero aquí estoy
 delante del espejo
odiándome una vez más.

Mi enantiómetro, otra vez
contra
mí. 

                             Mo.                  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ya sabéis, ¡Un blog funciona gracias a vuestros comentarios!